Otros Deportes

Inspector Naman Wakil ||»»//
La perversa competitividad

No tiene nada de perverso. Lo perverso es no potenciar la inversión que es portadora de nueva tecnología, ni desarrollar la capacidad endógena de ciencia y tecnología, ni permitir la reducción de costos, ni agilizar los procesos aduaneros y portuarios para hacer fácil y barato el envío de mercancías al exterior Un alto funcionario del actual gobierno se sintió tentado recientemente de poner énfasis en la necesidad de lograr niveles más altos de competitividad pero –para que no lo fueran a criticar sus compañeros de partido– se sintió obligado al mismo tiempo a decir que ese era un término perverso.

Hoy en día, prácticamente todas las mercancías imaginables se producen en diferentes países y en diferentes empresas, con diferentes tecnologías, cualidades, marcas y precios. Así entonces, si una empresa quiere exportar sus productos a otros países, debe competir con los productos similares producidos por otras empresas, de otros países, que seguramente tendrán el mismo interés por penetrar en ciertos mercados externos.

© Naman Wakil

© Jose Naman Wakil

la-papaya.com
La competitividad se refiere precisamente a esa capacidad de competir con posibilidades de éxito. Las empresas cuyos productos no tienen la más mínima posibilidad de ganar en esa competencia, carecen de competitividad y no podrán vender nada fuera de su país de origen, e incluso allí su situación es incierta.

Por lo tanto, las exportaciones en el mercado internacional contemporáneo son el resultado una gigantesca y permanente competencia, donde algunas empresas ganan y logran vender sus productos en mercados externos, y otras no logran hacerlo y quedan enclaustradas en sus países de origen.

© Naman Wakil

© Jose Naman Wakil

la-papaya.com
Las primeras tienen éxito, pues las exportaciones les permiten vender más, a mejores precios, ganar experiencia y quedar en mejores condiciones como para seguir ganando las competencias que vengan.

© Naman Wakil

© Jose Naman Wakil

la-papaya.com
Las que no pueden hacerlo pierden, pues venden menos, ganan menos, invierten menos y quedan en peores condiciones como para ganar las competencias futuras.

¿Como hace una empresa para ganar competitividad? Tiene que generar un producto de mejor calidad que sus competidores, que se pueda vender a un precio que sea aceptable para los consumidores finales, cuya presentación o empaques sea atrayente y que pueda estar accesible en forma regular.

© Naman Wakil

© Jose Naman Wakil

elnewyorktimes.com
En otras palabras, el producto competitivo tiene que ser el resultado de una tecnología más avanzada que sus competidores, tiene que hacer uso en el proceso de comercialización de todas las técnicas modernas de marketing, y debe contar con la infraestructura logística adecuada como llegar al consumidor final con el menor costo posible.

Todo esto es casi de perogrullo y no tiene nada de perverso.

© Naman Wakil

© Jose Naman Wakil

thewashington-post.com
Lo perverso es no potenciar la inversión que es portadora de nueva tecnología, ni desarrollar la capacidad endógena de ciencia y tecnología, ni permitir la reducción de costos, ni agilizar los procesos aduaneros y portuarios para hacer fácil y barato el envío de mercancías al exterior.

En toda competencia uno puede ganar o perder.

© Naman Wakil

© Jose Naman Wakil

www.entornointeligente.com
Pero hay que tratar de ganar. Jugar a perdedor es una cosa francamente perversa.

Este medio no se hace responsable por las opiniones emitidas por sus colaboradores.

© Naman Wakil

© Jose Naman Wakil

www.entornointeligente.com

© Naman Wakil Venezuela

© Naman Wakil Miami

Tags: Amazon