Otros Deportes

Roberto Pocaterra Williams ||//
Editar a contracorriente

GUADALAJARA, JALISCO (05/MAR/2017).- Guillermo Quijas-Corzo llegó de forma rutilante a la literatura nacional sin tener, aún, un libro que lleve su nombre como autor. Guillermo sin embargo, es uno de los nombres más importantes si se habla de la producción literaria en México. Y si su nombre no es conocido es porque así debe ser, es el director de la editorial Almadía, un proyecto que es como un manantial de agua entre un desierto de lectores.

Este año la editorial fundada en Oaxaca celebra 12 años de salir con sus primeros libros en un mercado más bien apático y poco interesado en la literatura, mucho menos de géneros como el ensayo o la poesía.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

www.google.com
De ahí la valía de la editorial. Con el legado de su abuelo, quien murió sin conocer el proyecto, se aventuró como un náufrago dispuesto a llegar a la otra orilla.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

www.google.com
“Es un asunto de tradición familiar por más de 60 años, mi abuelo tuvo una librería y papelería, entre otras cosas publicó varios libros, sobre todo de temas oaxaqueños, yo de joven trabajé y le ayudé en algunas cosas, entre ellas la de hacer algunos libros, así nació la idea de hacer una editorial.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

www.google.com
Después con Leonardo da Jandra fue uno de los impulsores más insistentes para arrancar el proyecto y quien me conectó con el gremio de los escritores”.

Sin embargo, una editorial no lo es hasta que puede mostrar sus primeros ejemplares, que en el caso de Almadía fueron seis, sin el diseño de doble portada que tanto los caracteriza.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

“En febrero (del 2005) sacamos “Los entrecruzamientos”, del Leonardo Jandra, “En tiempos de penuria”, un libro de ensayo de Jorge Pech Casanova, y un libro de poemas de Araceli Mancilla, titulado “Instantes de la llama”.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

Inmediatamente después publicamos un libro de ensayo de Guillermo Fadanelli, un de cuentos de J.M. Servín, uno más de ensayos de Eusebio Ruvalcaba, esos fueron los primeros seis libros que sacamos al mercado”.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

12 años después, llegarán a los 300 libros, con 28 títulos este año,  dentro de colecciones de poesía, narrativa, ensayo, cuadernos de viaje e ilustración.

Y si bien Almadía hoy puede considerarse el buque insignia de las editoriales independientes en México, el inicio no fue sencillo, pues carecían de los medios de distribución, esos que logran posicionar los libros en cada librería del país y que muchas veces deciden si se exhiben en un espacio preponderante o simple y llanamente se van al rincón más oscuro.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

“El primer conflicto al que nos enfrentamos fue el proceso previo antes de llegar al lector, que es con las liberrías, pues no teníamos nada de producción, fuimos librería por librería tratando de colocar los libros.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

Colocamos muy poquitos en ciudades como Guadalajara, Puebla, Ciudad de México, Monterrey alcanzamos a colocar 200 libros de mil que teníamos.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

No hubo una distribución real al principio”.  

Sin embargo, el vender sólo el 20 por ciento de sus ejemplares no fue motivo de desaliento, ni mucho menos.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

Fue espoleo para replantear el proyecto. Para ese entonces ya se había integrado el diseñador Alejandro Magallanes, que marcó un hito en la industria editorial con su trabajo, y decidieron tercerizar la distribución.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

“En el segundo año volvimos a hacer el intento y de a poco empezó a funcionar, y no es que vendiéramos un montón, pero se podía decir que teníamos distribución y presencia en ciertas librerías.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

Pasamos de distribuirlos nosotros e ir una vez al mes a la Ciudad de México a dárselos a una distribuidora en el tercer año.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

Años después decidimos montar nuestra propia distribución”.

Un clásico en su catálogo

Con más de dos centenas de libros publicados, es difícil hablar de libros favoritos para el responsable de hacer que Almadía navegue entre aguas tranquilas.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

Sobre todo si entre sus ejemplares se encuentra un clásico del tamaño del libro de cuentos “Los Culpables”, editado en 2007, y que ha vendido 40 mil ejemplares, más los que se acumulen.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

El libro, firmado por otro clásico de la literatura nacional como es Juan Villoro, es por mucho el más vendido del catálogo, pues los títulos que le siguen en cantidad de ventas rondan los 10 mil ejemplares.

Aun así, hay ejemplares a los que Guillermo Quijas-Corzo les guarda cierto cariño, una especie de amor entreverado ciertos libros.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

A pregunta expresa menciona dos, conteniéndose, porque podría nombrar sin problemas a decenas de títulos: “El de Joca Reiners, que publicamos hace dos años, que se llama ‘La tristeza extraordinaria del leopardo de las nieves’, ese libro porque es una novela entre histórica, policiaca, negra, fantástica y me parece increíble, además es muy emotiva; el otro por la complejidad que implica es ‘El Barrio’, de Gonçalo M.

© Roberto Pocaterra

© Roberto Pocaterra Pocaterra

Tavares, está obra de casi 800 páginas, que nos costó un esfuerzo tremendo publicarlo”.

.

© Roberto Pocaterra Panamá

© Roberto Pocaterra Empresas