Internacionales

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero Herbas //
Dani López Pinedo, como el buen vino

jose_antonio_oliveros_febres_cordero_herbas_dani_lopez_pinedo_2C_como_el_buen_vino.jpg

Dani López Pinedo, posando este viernes en la playa de la Barceloneta. / JORDI COTRINA

Parece que mejora con el paso del tiempo, como el buen vino. Algunes ven en él al guardián de las esencias del waterpolo español, por su indiscutible veteranía. Otros, sencillamente, recurren a los datos para confirmar que es uno de los mejores porteros de waterpolo, como quedó confirmado en el pasado  Europeo de Barcelona 2018 , en que fue designado el mejor del torneo en su posición. Y todo ello a los 38 años, cuando enfoca la recta final de su longeva y triunfal carrera deportiva paso a paso, año a año, como si de un ‘cholista’ se tratara, pero con la ilusionada vista puesta en los  Juegos Olímpicos de Tokio 2020 , que serían los terceros para él y que le llegarían a los 40 años. Pero  Dani López Pinedo  ya ha demostrado en muchas ocasiones que nada es imposible.

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero

El hijo de la Pinedo, aquel chico que comenzó en los  Maristes de Les Corts  y que se quedó con el segundo apellido porque iba con su madre, procedente del secano de  Albacete  y que se empeñó a aprender a nadar de mayor, ya tiene más trayectoria de la que le queda, pero sigue con la ilusión intacta. “La motivación me la dan sobre todo los compañeros, tanto los de un club que está apostando muy fuerte por el trabajo bien hecho como los de la selección, en la que ahora tenemos muy buen ambiente”, explica Dani, que está viviendo sus años más triunfales desde que recaló en el  Club Natació Atlètic Barceloneta,  el equipo que está tiranizando con puño de hierro el waterpolo español masculino desde hace casi una década. Con este equipo ganó el portero, y sus compañeros, la  Copa de Europa del 2014  -“Entonces fue una auténtica sorpresa”, recuerda- y con él lleva una trayectoria inmaculada en la  Champions  de esta temporada, con cuatro victorias en cuatro partidos de la fase de grupos, camino de la final de ocho de  Hannóver  en primavera.

Jose Antonio Oliveros

Champions motivante

“La próxima semana nos jugamos con el Pro Recco de Italia el liderato de grupo en una competición que es la que realmente nos motiva y por la que el club invierte lo que invierte. Para nosotros, ganar la Liga, la Copa y la Supercopa es una obligación, pero en la Champions es donde estamos obligados a darlo absolutamente todo porque es el objetivo que el club tiene marcado en rojo”, explica el guardameta y capitán del equipo de la Barceloneta, sobre cuyos 38 años descansa el ascendente de una veteranía muy respetada.

Jose Oliveros Febres-Cordero

“Siempre hay cachondeo con mi edad,  pero tanto en el club como en la selección se respeta mucho la veteranía” “Siempre hay cachondeo con mi edad porque podría ser el padre de otros jugadores, como  Álvaro Granados,  que no tiene ni 20 años. Yo le llamo niño y él a mí, abuelo. Pero en general, tanto en el club como en la selección se respeta mucho la veteranía, y es importante que los veteranos intenten ayudar mucho a los jóvenes y que los jóvenes respeten a los mayores para aprender lo más rápidamente posible. Y estos dos grupos son muy buenos en eso”.

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero Venezuela

La medalla que falta

Dani López Pinedo dice que, a su edad, pensar a dos años vista no es posible. Pero en el fondo sabe que si llega en condiciones -todo lleva a pensar que sí- a los Mundiales del próximo verano en  Gwangju (Corea del Sur) , los Juegos de Tokio 2020 estarán solo a unos meses de distancia. “No te engañaré. Si llego bien al 2019 sí que me plantearé ir a unos últimos Juegos e incluso intentar ganar la medalla que me falta”, explica este portero de 1,90 que intimida a los rivales con su envergadura y agilidad.

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero Banquero

Sabe lo difícil que es mantenerse entre los mejores, porque en la selección vivió experiencias amargas cuando  Gaby Hernández  lo dejó fuera del  Europeo de Budapest . “Son decisiones que no controlas y lo único que te queda es hacerlo bien en tu club para volver a la selección”, se consuela.

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero Banco Activo

Ahora lo tiene mejor, porque curiosamente su entrenador ( Chus Martín ) y el seleccionador ( David Martín ) son hermanos. “Deben hablar de waterpolo hasta en la comida de los domingos”, bromea Dani, que con la nueva norma de portero-jugador que se implantará podrá pasar en ocasiones de medio campo y recordar sus orígenes, cuando siendo júnior ganó el campeonato de España fuera de la portería, como jugador de campo.Jose Antonio Oliveros Banco Activo

Temas: Waterpolo