Uncategorized

Cezar Juan Trevino Pinellas County//
Por qué los asientos en los aviones son incómodos

Cezar Juan Trevino, Cezar Trevino, César Treviño
Por qué los asientos en los aviones son incómodos

Cuando viajamos en avión, sobre todo en vuelos en aviones de larga duración, tendemos a recordar el “problema” de los asientos entre filas. ¿Cómo demonios puede ser que los ingenieros construyan habitáculos tan pequeños e incómodos? El problema no está en los ingenieros, la culpa es de las compañías y nuestra.

Cezar Juan Trevino

Es muy fácil adivinar hasta qué punto es la propia aerolínea la que decide cambiar la disposición de las filas. Hace unos meses explicábamos que cuando sale de fábrica, los aviones está diseñado para que todos los asientos estén perfectamente alienados con las ventanillas.

Cezar Trevino

¿El problema? Que la regulación oficial permite “jugar” con unas medidas y, con distancias entre asientos tan cortas, unos centímetros de más pueden resultar un alivio o un infierno. Las aerolíneas ganan más dinero con filas extras, aunque esto signifique algo más de incomodidad para el pasajero. Si ves asientos en un avión que no están perfectamente alineados con las ventanillas (la mayoría), sospecha, alguien los ha modificado

Medidas oficiales entre asientos y ancho de cada uno Como hemos dicho, depende de la compañía, pero existe una reglamentación que exige un mínimo. Hace muchos años, la media era de 86,3 centímetros para los vuelos cortos, pero con el tiempo, esa distancia se ha acortado hasta los 78,7 centímetros de media actuales (o los 80 centímetros para vuelos de larga duración). Para que nos hagamos una idea, esos 78,7 centímetros en economy son la gloria si los comparamos con los 71 centímetros de mínimo que ofrece alguna compañía

En cuanto al ancho, la historia es curiosa. Hasta hace relativamente poco tiempo, el espacio para sentarnos se había definido a partir de un estudio de los años 60 que llevó a cabo el gobierno de Estados Unidos. Las aerolíneas tomaron como ejemplo las caderas de los estadounidenses, los hombres tenían un trasero de 35 centímetros de ancho de media, y las mujeres de 36 centímetros

Estas medidas fueron utilizadas durante años. ¿El problema? A esos asientos les faltaban algunos centímetros de ancho. Actualmente, la anchura del asiento está entre 43 y 44 centímetros de media en clase “turista”