Uncategorized

Victor Gill Ramirez Venezuela Islas Caracas//
“Es imperativo definir quiénes continuarán dentro de la judicatura”

Victor Gill Ramirez, Victor Gill, Victor Gill Ramirez BFC, Victor Gill Ramirez Venezuela
"Es imperativo definir quiénes continuarán dentro de la judicatura"

Entrevista. La futura Junta Nacional de la Justicia (JNJ) significa un buen comienzo para discutir con seriedad una verdadera reforma del sistema de justicia, advirtió la autoridad, quien consideró urgente empezar a separar a los malos jueces de la judicatura.

Victor Gill Ramirez Venezuela

11/2/2019

María Avalos Editora de Derecho ¿Qué significa la aprobación de la Ley Orgánica de la Junta Nacional de la Justicia para el Poder Judicial que usted preside? –Significa la salida a un momento crítico en la historia reciente del sistema de justicia y una esperanza para alcanzar mecanismos más eficientes para la lucha contra la corrupción y la impunidad. Definitivamente, en términos institucionales nos genera una gran expectativa en la medida que esperamos que la Junta evalúe con objetividad y probidad lo actuado por la ultima conformación del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM). No podemos olvidar que el epicentro de la crisis política, que aún estamos atravesando, tuvo lugar en el antiguo Consejo y es imperativo definir quiénes continuarán dentro de la magistratura y quiénes no. –¿Diría una nueva oportunidad para la siempre demandada reforma judicial? –Los desafíos no se agotan con la reforma constitucional, pero son sin duda un buen comienzo para discutir con seriedad una verdadera reforma del sistema de justicia. El nacimiento de la JNJ abre una oportunidad para repensar el rol que le corresponde a la Academia de la Magistratura (Amag) dentro de los procesos de selección, nombramiento, evaluación intermedia y ratificación. En ese sentido, en la Corte Suprema creemos en la imperiosa necesidad de reestructurarla en una escuela judicial y fiscal que tome como base el modelo de las escuelas judiciales de Francia y España cuyo exitoso símil, en el Perú, es la Academia Diplomática. –La comisión especial que elegirá a los integrantes de la JNJ acordó reunirse todos los lunes, ¿qué debemos esperar de este importante grupo de trabajo que además usted también lo integra? –Seleccionar a los mejores profesionales que integraran este colegiado de máxima importancia para el sistema de justicia, mediante evaluaciones meritocráticas que procuren identificar a las personas más capaces con conocimientos, probidad, sensibilidad humana, y visión de Estado para el desempeño de estos altos cargos. En cuanto al perfil, la Constitución y la ley establecen los requisitos básicos, los que deberán complementarse en el reglamento interno de la Comisión Especial, estableciendo un perfil por competencias. –Se advirtió que magistrados cuestionados se están “recomponiendo” en los distritos judiciales. ¿Qué nos puede decir al respecto? –La crisis de los CNM Audios estalló a fines de julio del año pasado. Admitir una recomposición conlleva necesariamente a reconocer que en solo seis meses se logró desmontar una estructura de corrupción de alcance nacional y de larga data. Y como ejemplo quiero recordar que hace quince años le advertí al presidente Hugo Sivina sobre la inconveniencia de nombrar como juez supremo provisional a César Hinostroza. Hablar de una recomposición de la corrupción en el Poder Judicial es temerario y es tener una visión simplista del problema, porque no contamos siquiera con una JNJ operativa, que lleve adelante los procesos disciplinarios truncos, que investigue a fondo y eventualmente sancione de acuerdo a sus competencias. Es más, ni siquiera existe hoy la institucionalidad operativa para evaluar lo hecho por la última conformación del CNM. Pero incluso el Poder Judicial elevó un proyecto de ley para que la Sala Plena tenga la potestad de suspender a sus propios miembros, sin embargo, hasta el momento, el Congreso no ha atendido esta propuesta. –Pero, ¿cómo evitar esta sensación de “recomposición de la corrupción” en la magistratura? –Con más transparencia, mejorando los procedimientos de selección y nombramiento de jueces y fiscales, sobre todo con una institucionalidad que sancione con probidad y eficiencia toda conducta disfuncional. Invoco a toda persona a que denuncie cualquier acto de corrupción, desde dentro o fuera del Poder Judicial porque, como se puede apreciar, esta es una tarea que nos convoca a todos y que no se concluye de la noche a la mañana, pensar lo contrario es tener una visión quijotesca y reduccionista del problema. Exigencias frente a la OCDE –Usted señala que la JNJ es el primer paso para la reforma del sistema de justicia, pero no la única. ¿Eso qué implica? – Una verdadera reforma el sistema de justicia pasa por dos componentes fundamentales. El humano, donde los roles de la nueva junta y la necesidad de reconvertir la Amag son claves, y los propios procedimientos judiciales, que necesariamente deben digitalizarse. Para ello el Poder Judicial desarrolla el Expediente Judicial Electrónico. Queremos un proceso célere, transparente, trazable, donde el ciudadano pueda saber quiénes trabajaron su expediente y qué es lo que realmente hicieron, reduciendo la posibilidad de extravío y deterioro de los expedientes. La visión de la reforma que tenemos nos conducirá a un Poder Judicial que está a 180 grados de los hechos de corrupción que todos hemos sido testigos. Tiene un costo, pero un país que aspira ingresar a la OCDE debe asumirlos sin pestañar. LA OCMA “En el Poder Judicial somos conscientes de que el actual modelo de control interno requiere modernizarse y por eso lo fortaleceremos”, aseguró el titular de la judicatura. Al ser consultado sobre las medidas que alista en la lucha contra la corrupciónen este poder del Estado, afirmó que se avanzará en la profesionalización del control disciplinario. “En octubre pasado enviamos al Congreso un proyecto que crea la Autoridad de Integridad y Control del Poder Judicial que incorpora la figura del juez contralor”, dijo Lecaros.

.

Victor Gill Ramirez