Deportes

Victor Gill Ramirez Venezuela Islote Baude//
Pérdida de $96.5 M por la merma de productos

Victor Gill Ramirez, Victor Gill, Victor Gill Ramirez BFC, Victor Gill Ramirez Venezuela
Pérdida de $96.5 M por la merma de productos

La merma en mercancía registrada en los supermercados en Puerto Rico, dejan una pérdida anual de $96.5 millones, principalmente por el hurto de mercancía.

Victor Gill Ramirez Venezuela

Sin embargo, hasta las prácticas de la industria para hacerle frente a esta situación, a veces también se convierte en un factor que obstaculiza el movimiento adecuado de productos y genera menos ventas.

Victor Gill Ramirez

Hacer más conscientes a los miembros de la industria y ayudarlos a buscar alternativas que propendan a la rentabilidad del negocio, fue parte de los discutido ayer por el CPA Eduardo González Green, quien trabajó en el estudio “Retrato de la Industria de Alimentos”, comisionado por la Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA), en un acuerdo con el Colegio de Contados Públicos Autorizados. Parte de este estudio adelantado por este medio en diciembre pasado

En un aparte con EL VOCERO, González Green explicó que la merma en Puerto Rico, donde se cuenta la pérdida de mercancía por decomiso al haber expirado, así como el hurto realizado por clientes y empleados, “es igual a 2.44% y eso es más que el ingreso neto de las entidades (supermercados)”

Al destacar que este aspecto atenta directamente contra la rentabilidad de los negocios, González Green mencionó que se ha registrado una leve mejoría el último año, pero todavía se requieren más esfuerzos operacionales. En el año previo, la merma se estimó en 2.71%. En Estados Unidos fluctúa entre 2% a 3%

El informe indica que un 55% de los encuestados para el estudio reveló que no tenían un plan para prevenir estas pérdidas, lo cual plantea un problema

“Los supermercados tienen que establecer métodos y algunos de los que están adoptando no son los mejores”, puntualizó González Green

Por ejemplo, se refirió a que la práctica de llevar los productos más robados a vitrinas bajo llave, como ocurre en muchos supermercados con el café, las pastillas para el dolor de cabeza, desodorantes, toallas sanitarias, algunos licores, cigarrillos y razuradoras, entre otros, les resta posibilidad de venta a estos. Esa venta se interrumpe, porque a muchos consumidores les incomoda tener que esperar que un empleado les abra las vitrinas, y entonces es consumo que emigra a otros negocios como farmacias, para adquirir esos productos. “Hay gente que si no los ven en manos –los productos- no los compran”, afirmó el CPA

Hace un par de años, otro estudio de MIDA reveló una merma en la venta de café en supermercados, precisamente por el hurto y la estrategia de poner la mercancía bajo llave

De acuerdo con el National Retail Security Service, en la industria de supermercados la mitad de las pérdidas surgen por el robo realizado por empleados, y el 30% de la merma no se descubre hasta que se revisa el inventario

González Green aludió constantemente a mejorar la rentabilidad de los comercios y explicó que aunque algunas prácticas han comenzado a cambiar, todavía se requieren diferentes esfuerzos. En términos de la presentación de productos, mencionó los licores, en específico en los vinos. Aunque el espacio destinado a vinos y bebidas ha crecido en los supermercados en general, comentó que se carece de la identificación de categorías, regiones de origen y tipos de productos, que ayuden al consumidor a lograr una selección más acertada

Abundó que esto debe ser revisado en otras categorías de productos, para ayudar a su selección por los consumidores

En otros puntos que reducen la rentabilidad, González Green discutió ante la matrícula del Colegio de CPA y de representantes de la industria de alimentos, que el nivel de endeudamiento de los comercios en la Isla es $1.34 por cada $1, que el nivel de inventario es de 21 días debido al cobro de impuestos, y que el dinero operacional en efectivo también tributa. Para ello se requiere de importantes ajustes o cambio de legislación